27 de julio de 2011

El planteo del problema: qué es y qué contiene

El planteo del problema es uno de los primeros documentos que escribimos cuando estamos preparando nuestra tesis o disertación. Consiste en un borrador sobre los planteamientos iniciales que nos hacemos sobre nuestro tema de investigación. Este borrador nos permite delimitar el alcance de nuestra investigación.

Es importante entender el planteo del problema como un documento dinámico, que se irá modificando conforme vayamos avanzando en nuestra investigación (i.e., mientras vayamos aprendiendo más sobre nuestro tema de investigación y mientras vayamos delimitando mejor el alcance de la misma). Al final de nuestra investigación el planteo del problema se convertirá en la introducción de la tesis.

Típicamente el planteo del problema contiene unas partes o secciones bien definidas. A pesar de éstas, un buen planteo del problema responde seis preguntas básicas a través de su contenido.

  1. Qué se hará en la investigación.
  2. Quiénes son los participantes (o sujetos de estudio).
  3. Cómo se hará la investigación.
  4. Cuándo se hará la investigación.
  5. Dónde se hará la investigación.
  6. Para qué se hará la investigación.
Una vez redactado el planteo del problema, y cada vez que se actualice, debe revisarse para confirmar que responde cada una de estas preguntas. Independientemente de su estilo, si las responde será un planteo del problema, y una introducción de la tesis, correcta y exitosa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario