17 de julio de 2011

¿Estás listo para iniciar tu proyecto de tesis?

Por lo regular el proyecto de tesis nos alcanza a nosotros cuando terminamos, o estamos a punto de terminar, nuestro programa académico. Es un problema ya que el proyecto es quien llega a nosotros y no necesariamente nosotros estamos listos para enfrentar la tarea que significa hacer una tesis. En este sentido, Cone y Foster han creado un checklist que ayuda a determinar si estamos listos o no para iniciar el proyecto, el cual se compone de tres aspectos principales: a) qué tan bien escribes, b) tienes la preparación metodológica necesaria y c) tu preparación general.

El qué tan bien escribes se refiere a que hay que poseer unas habilidades especiales ya que se trata de crear un informe que, por lo regular, tiene más de 100 páginas. Este informe debe estar bien organizado y preparado de una manera lógica y coherente. Algunas de las preguntas que debes tener pendiente son las siguientes.

  1. ¿Normalmente escribes documentos de manera bien organizada, lógica y coherentemente?
  2. ¿Utilizas la gramática correcta?
  3. ¿Deletreas correctamente las palabras?
  4. ¿Dominas el formato APA lo suficiente como para escribir revisando el Manual de Publicaciones apenas ocasionalmente?

Luego, el tener la preparación metodológica necesaria es muy importante porque al final de cuentas es el método el que define la calidad de la investigación. Un método simplista no aporta nada a la ciencia ni a la academia; un método muy complejo puede requerir años de trabajo y alargar el proceso más allá de lo necesario. En todo caso, un método incorrecto hará que tu proyecto de tesis sea rechazado por tu asesor, o peor aun, rechazado por el jurado en la sustentación. Nadie quiere una mala calificación ¿cierto? Algunas de las preguntas que debes considerar son las siguientes.

  1. ¿Has tomado dos o más cursos de estadística en los últimos tres años?
  2. ¿Has tomado un curso en construcción de pruebas o teorías de la medición?
  3. ¿Has tomado un curso en diseño de investigación?
  4. ¿Has tenido la oportunidad de revisar y criticar investigaciones empíricas?
  5. ¿Has estado envuelto en investigaciones empíricas, aun sea como estudiante?

El último aspecto a considerar, y no menos importante, se refiere a tu preparación general para realizar un proyecto tan complejo como una tesis. Esto implica que debes poseer ciertas habilidades y destrezas personales, así como redes de apoyo y una idea bien clara de lo que el proyecto exigirá a futuro, de modo que emocional y cognitivamente estés listo para completarlo con éxito. Algunas de las preguntas comunes que debes considerar respecto a esto son las siguientes.

  1. ¿Has conversado con al menos otras tres personas acerca de su experiencia durante su tesis?
  2. ¿Tienes, al menos, 20 horas a la semana para dedicarlas a este proyecto?
  3. ¿Tendrás este tiempo disponible por al menos 12 meses? (aquí hay un tema interesante a discutir más adelante, pues algunas universidades pretenden que las tesis se realicen en cuatro, seis o nueve meses, lo cual es una de las razones principales del porqué esas tesis nunca tienen la calidad suficiente para ser publicadas)
  4. ¿Tienes el espacio físico para trabajar, sin ser interrumpido, en la escritura, análisis de datos, etc.?
  5. ¿Tienes acceso a fuentes bibliográficas adecuadas (e.g., bibliotecas y bases de datos)?
  6. ¿Tienes acceso, de manera regular, a la retroalimentación y guía por parte de la facultad o de un asesor?
  7. ¿Tienes un acuerdo con tus familiares y personas importantes para que te brinden apoyo y prioricen este esfuerzo que vas a realizar?
  8. ¿Posees o tienes acceso a un computador?
  9. ¿Tienes las adecuadas habilidades para escribir y redactar en computadora?
  10. ¿Tienes las habilidades razonables para gestionar tu tiempo?
  11. ¿Tienes razonables habilidades interpersonales y políticas?
  12. ¿Conoces las reglas formales que rigen las tesis en tu propia universidad?
  13. ¿Conoces las reglas informales que rigen las tesis en tu propia universidad?

Este conjunto de preguntas se responden con un si o un no. Si has respondido que no a alguna de ellas, entonces debes buscar la forma de cambiar esta realidad (i.e., adquirir las habilidades y destrezas necesarias o establecer los acuerdos necesarios) desde antes de iniciar el proyecto de tesis. Lo que estoy diciendo es que hasta que todas estas 22 preguntas puedan ser respondidas de manera afirmativa no estarás listo para iniciar el proyecto, así que debes priorizar estas tareas por encima de todas las demás. Realizar una tesis es un proceso divertido y fluido, pero lo único que puede favorecer que así sea es que estés preparado para hacerla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario